Como padres siempre queremos que nuestro hijos puedan surgir, que tengan un futuro prometedor y que sobre todo vivan de una manera cómoda, sin preocupaciones. Es por este motivo que muchos de nosotros invertimos gran cantidad de dinero en sus estudios, que tengan una buena educación es fundamental, pero aunque algunos no lo crean el mejor ejemplo lo van a recibir de nosotros como padres.


Es por eso que la vida de esta pequeña de tan solo 10 años de edad debe servir de ejemplo para todos, ya que emprendió su propio negocio y ahora tiene una fortuna abrumadora, tanto así, que puede si así lo desea jubilarse a los 15 años de edad y vivir el resto de su vida de las ganancias de su negocio.

«Para mí lo mas importante son sus ganas de emprender, esa creatividad que tan solo los niños tienen es maravillosa, por eso yo no lo dude ni un segundo para apoyarla». Comento la empresaria Roxy Jacento, madre de la pequeña Pixie Curtis.


Aunque estamos acostumbrados en que los niños solo piensen en jugar, comer dulces, preocuparse por sus calificaciones en el colegio y disfrutar de su infancia, esta hermosa mini empresaria le sumó a todas estas características crear su propia fortuna.

Esta niña ha crecido junto con su hermano Hunter de 6 años en una mansión y rodeada de todos los lujos posibles.


Pixie Curtis, oriunda de Australia, de solo 10 años, creo su propia empresa llamada Pixies Fidget en donde se encargan de crear juguetes únicos que tienen la capacidad de agotarse a las 48 horas de hacerlos públicos.

«Es impresionante como los niños se emocionan tanto al ver las nuevas ideas que Pixie les ofrece, las ganancias diarias que genera mí hija son alucinantes».

Es por eso que tras el grandioso éxito que el emprendimiento de los juguetes tuvo, esta madre decidió asociarse con su maravillosa hija y juntas crear otra empresa llamada Pixies Bows, en donde las pequeñas de la casa pueden conseguir un sin fin de opciones para el cabello.


«Yo comencé a trabajar desde que tenia 14 años es por eso que se lo que es luchar por tus sueños, para llegar a donde estamos ahora mi esposo y yo tuvimos que pasar por muchas dificultades, nuestros hijos tiene de nosotros el ejemplo del esfuerzo. Lo mejor que podemos dejarles como padres es el aprendizaje que no hay nada mejor en el mundo que ser tu propio jefe».

No olvides compartir esta publicación y déjanos tu comentario sobre el ingenio de esta pequeña que a su tan corta edad ya es toda una empresaria millonaria.

Fuente: PQNA