No necesita estar maquillada y arreglada para verse perfecta. Celebra su belleza natural en su embarazo.

Desde que se confirmó su embarazo, la actriz Jennifer Lawrence se ha paseado feliz por las calles de Nueva York luciendo su pancita, con looks cómodos, alejados de los atuendos glamurosos que usan otras famosas para lucir sus embarazos.

Jennifer prefiere optar por la comodidad y la naturalidad, incluso llegando a mostrarse siempre con el cabello atado de manera sencilla y el rostro libre de maquillaje.

Casi como si estuviera reflejando la realidad de una mujer embarazada y evidenciando que no siempre hay tiempo de mostrar el mejor look ni hacer el esfuerzo por mostrar una cara que no es la real.

Así es como la actriz da muestra de amor propio, sencillez y auto confianza, sin vergüenza alguna por mostrarse tal como es, viviendo a concho su embarazo y haciendo oídos sordos a lo que cualquiera pueda opinar de ella.

Con que su esposo, Cooke Maroney, la ame y su bebé nazca sano, es más que suficiente para ella.
Y lo demuestra en cada uno de los looks que usa, siempre opta por la comodidad.

1. Un look deportivo de crop top, leggins y sandalias, combinando comodidad y estilo.

2. Un vestido negro con botas, cabello suelto y la cara sin maquillaje.

3. Con este look en overol floreado se confirmaron los rumores de embarazo. Y Jennifer lucía más relajada que nunca.

4. No le interesa presionarse por verse perfectamente maquillada y vestida para ver qué opinan los demás.

5. Para ella la prioridad siempre es estar cómoda.

6. Da muestra de sencillez y seguridad.

7. Está orgullosa de su pancita y belleza natural.

8. Otro look cómodo y sencillo, pero con estilo.

9. Está completamente enfocada en disfrutar esta nueva etapa.

10. No le importa cómo cambie su cuerpo y lo que otros piensen de ello.

11. Porque por mucho que sea una celebridad, no siempre tiene tiempo de verse glamurosa.

12. Es más importante sonreír, disfrutar y estar cómoda en su propia piel.

Bonus:

Jennifer Shrader Lawrence nació el 15 de agosto de 1990 en Louisville, Kentucky, hija de Gary, un obrero, y Karen, una empleada de un campamento de verano.​ Tiene dos hermanos mayores, Ben y Blaine,​ y fue criada por su madre de la misma forma en la que crio a sus hijos varones.​ Karen no le permitía a su hija jugar con otras niñas en su etapa preescolar ya que la consideraba «demasiado ruda» para ellas. Lawrence cursó su educación media en la escuela Kammerer en Louisville.​ Tuvo problemas en su infancia debido a su hiperactividad y su ansiedad, lo que no le permitía encajar entre sus compañeros de curso.

Fuente: Wikipedia