Laura, vive en la comunidad de Santa Catarina Ayotzingo, en Chalco, Estado de México, y seguido sube videos de su vida cotidiana y de ofertas de los productos de bisutería y ropa que vende.

La creatividad y candidez de Laura quedó de manifiesto al hacer un recorrido por su hogar y mostrar cómo todo está limpio y ordenado.

La mujer quiso compartir la felicidad de haber logrado construir su casita con su esfuerzo y con el de su familia. “Todo es de laminita, pero no importa, es mía, de mi esposo y mi familia”. “Cuando llegué mi patio era de tierra, imagínense».

No hay casas feas

Laura presumió su baño, estancia, cocina y sala. “No hay casas feas ni casas humildes siempre y cuando todo esté como debe de ser”, dijo la mujer.

Además dio lección de esfuerzo, atención al detalle e ingenio, pues quiso aprovechar al máximo los recursos con los que cuenta, y se puede ver un tragaluz y una tina para recolectar agua de lluvia.

“Una cosa es la pobreza y otra cosa es la porquería”, sentenció Laura.

En otros videos la mujer dijo que antes rentaba otra casa, pero que les pidieron el inmueble, por lo que tuvieron que acelerar la construcción de su hogar.

Fuente: actitud