Así luce la reconocida Verónica Castro a sus 68 años. Sin una gota de maquillaje ni filtros

Verónica Castro es considerada una de las figuras más populares del género de la telenovela a nivel internacional. La encantadora actriz, cantante y presentadora mexicana cuenta con una gran cantidad de fanes de varias partes del mundo, como Sudamérica, Rusia y Europa. Y es que, esta espectacular mujer ha dejado a todos fascinados con sus papeles en telenovelas desde los años 80; principalmente en “Los ricos también lloran” y “Rosa salvaje”.

Recientemente, la famosa actriz ha resaltado su belleza, encanto y dulzura tras compartir una fotografía a través de su red social Instagram, donde se muestra completamente al natural. A sus 68 años, Verónica inspira mucha energía, buena salud y felicidad; además de demostrar que se siente a gusto y orgullosa de su físico natural, a pesar de sus arrugas y canas.

Fueron sus seguidores quienes se encargaron de dejar miles de reacciones en la publicación, la cual hizo mediante las historias de su cuenta de Instagram; y, a pesar de que la publicación fue el pasado 27 de febrero, Verónica sigue dando mucho de qué hablar. Tanto comentarios positivos como negativos fueron los que generaron estas fotografías, luego de ver a la actriz con su apariencia sin una gota de maquillaje, donde resaltan sus hermosos ojos y un sombrero azul decorado con piedras blancas.

¿Y tú, qué opinas sobre las fotos de la famosa actriz al natural? déjanos saber en los comentarios y recuerda compartir. Créditos: porquenosemeocurrio

Bonus: 

Nació el 19 de octubre de 1952 en la Colonia San Rafael de la Ciudad de México. Sus padres son el ingeniero Fausto Sáinz Aistol y Socorro Castro Alva. Es mayor de edad que sus tres hermanos: la también actriz Beatriz Castro, el productor de telenovelas José Alberto Castro y el ejecutivo de televisión Fausto Sáinz. La separación de sus padres cambió la vida de la familia. Su madre entró a trabajar como secretaria del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La familia vivió en casa de su abuela materna, en la calle de Donato Guerra, en la Colonia Juárez de Ciudad de México.

Verónica cursó la primaria en la escuela “Víctor María Flores” y la secundaria en la “Secundaria número 23 Juan G. Holguín”. Luego obtuvo una beca en la preparatoria Coronet Hall, donde cursó hasta el segundo grado.

Desde su infancia manifestó su interés en el espectáculo. En la escuela solía participar en diversos festivales. Su inclinación por el mundo del espectáculo no era casual, pues su abuela paterna, Socorro Astol, fue dueña de una compañía artística y su tío, Fernando Soto “Mantequilla”, hizo fama como comediante en la llamada Época de Oro del cine mexicano.

Deja un comentario