Ella a sus 64 años tuvo mellizos y las autoridades la inhabilitan como madre. Está preocupada.

Es natural para cualquier mujer que anhela ser madre, materializar este sueño es el momento más feliz de sus vidas, el hecho de poder crear vida en tu vientre es una completa obra, digna de admiración, pero si lo buscas a los 64 años de edad esto puede generar muchos conflictos legales.

Este es el largo camino que Mauricia Ibáñez ha tenido que transitar, pasando 4 largos años en los pasillos y oficinas de los juzgados de España ya que está en tela de juicio su capacidad para poder criar a estos indefensos bebés. Y en efecto así lo es.

Me preocupa cada día de mi vida el hecho de no saber que pueda llegar a pasar con mis bebés, ellos son tan indefensos, inocentes de todo, esto no es justo


La conexión que se crear entre un hijo y una madre empieza desde el mismo momento en que se está gestando, cada patadita te llena el alma y al nacer, ese primer contacto es incomparable, es algo que se vive una sola vez en la vida. Ver crecer cada día a ese ser que se formó en tu vientre es un regalo divino y lamentablemente Mauricia no podrá experimentarlo puesto que fue declarada “mujer no apta” para criar a sus hijos legítimos.

Mauricia fue muy feliz con su primer embarazo años atrás, donde dio a luz a una linda niña. Esto quedó grabado en su memoria y quiso revivir esas emociones y sensaciones y fue por esto que viajo a Estados Unidos a participar en un tratamiento de fertilidad logrando quedar embarazada de mellizos.

A sus 64 años da a luz a Gabriel y María de la Cruz y es allí donde comienza la ardua labor de servíos sociales de este país e investigan a fondo este caso, sometiendo a Mauricia a innumerables juicios en donde se demostró a pesar de su gran defensa que los bebés estaban en una notable “situación de vulnerabilidad”.

Y no precisamente por el hecho de su edad tan avanzada sino porque el lazo o vínculo afectivo era prácticamente nulo, ella no estaba brindándoles el cuidado y las atenciones que un recién nacido requiere.

A sus 69 años dice estar “devastada y traumatizada” por la decisión del tribunal de arrebatarle a sus hijos y entregarlos a unos padres adoptivos.

El tribunal asegura que esta es la mejor decisión por el bienestar y el buen desarrollo de ambos bebés.


Comparte esta publicación y déjanos tu opinión al respecto, si consideras que la decisión de los tribunales Españoles es la correcta o si por el contrario le están causando un trauma a estos bebes y su madre.

Deja un comentario