Lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de comer azúcar

Se ha hablado mucho sobre el azúcar en foros sobre salud acerca de si es buena o no tan buena para la salud. El azúcar en sí misma no es mala, es un ingrediente que se produce naturalmente en muchos alimentos, incluyendo las frutas. Sin embargo, eso es muy diferente a añadirla excesivamente a la ingesta dietética diaria; en realidad muchas cosas positivas suceden cuando decides abandonar el hábito del azúcar.

Aunque las personas que viven en el mundo occidental han sido entrenadas para desear golosinas azucaradas, así como alimentos que incluyen grandes cantidades de azúcar para endulzar, ciertamente no la necesitamos. Si dejas de comer cualquier cosa con azúcar refinada y menos azúcares naturales, notarás que 10 cosas muy significativas sucederán. Lee cada una porque después de esto no querrás comer azúcar nunca.

1. Tu cuerpo aprende a estar lleno
El azúcar suprime nuestra hormona leptina que hace que nos sintamos llenos y cuando se corta el azúcar, el cuerpo vuelve a su modo de mantenimiento natural del apetito. Tener al azúcar en tu dieta comúnmente te hace comer más, no controlar porciones, estar con hambre permanentemente y terminar la comida con algo dulce. Dejar de comer a veces no se trata de falta de fuerza de voluntad, sino de un impacto fisiológico de las hormonas siendo afectadas por el consumo de azúcar.

2. Tu cuerpo funciona mejor
Si tu cuerpo funciona realmente bien, ¿adivina qué? Todo se hace más fácil, esto es un hecho. Las mujeres siempre parecen concentrarse en ser más delgadas y evitan tantas calorías como les es posible para conseguir el cuerpo que desean. Pero una mejor manera de conseguir el cuerpo que deseas es conseguir que funcione lo mejor que puedas.

El azúcar roba al cuerpo los nutrientes, por lo que todo el sistema se ve comprometido, la dieta y/o comer demasiada de ella ralentiza tu metabolismo, significa que el cuerpo se vuelve ineficiente. También es completamente tóxica y tu hígado está en sobrecarga diaria.

Además, cuando el cuerpo trata de mantener las toxinas lejos de tus órganos vitales, retiene deliberadamente agua, grasa y se forma colesterol a su alrededor y los almacena en la superficie.

3. Tu energía se elevará
Se tiene la falsa creencia de que el azúcar te da energía, y es una tontería. Puede ser que te dé un subidón rápido, pero en general es un succionador de energía. Las mujeres eligen el azúcar para aliviar el cansancio en vez de ir a la cama temprano y comer el tipo correcto de alimentos, pero esto sólo conduce a un ciclo vicioso tóxico de comer azúcar, acelerarte, comer más azúcar y repetir todo un montón de veces.

Córtala, reemplaza con grasas esenciales Omega 3, pescado, semillas, frutos secos y verduras y ve tus niveles de energía dispararse. Al principio puedes sentirte cansado durante los primeros 5 días ya que tu cuerpo hace frente a los síntomas de abstinencia, pero resiste y estarás del otro lado.

4. Duermes mejor
El chocolate contiene cafeína y cualquier cosa le da un golpe a los niveles de azúcar en la sangre y la baja con regularidad, de hecho, puede alterar el sueño. Al cortarla uno de los resultados que se evidencian es que se duerme mucho mejor.

5. El Síndrome Pre-menstrual (SPM) desaparece

El azúcar causa inflamación en el cuerpo y cosas como el trigo y productos lácteos (que con frecuencia son la base de golosinas azucaradas) hacen lo mismo, además de que producen mucosidad y flema, crea inflamación intestinal y pélvica. Cuando se combina esto con el hecho de que el estrés apaga el suministro de sangre al útero y el intestino, y tu homeostasis (equilibrio hormonal) se ve afectado masivamente por las glándulas suprarrenales y el consumo de azúcar, puedes ver por qué muchas mujeres que la comen, no sólo almacenan más grasa, pero tienen SPM.

El Síndrome premenstrual a veces es difícil de entender, puede que un día te sientas más cansada y tal vez con un poco más de hambre, pero si ya has dejado de comer azúcar seguramente no tendrás antojos en cualquiera de sus presentaciones, estarás sin dolor y menos hinchada. ¿Por qué? Debido a que las hormonas están más equilibradas, no hay inflamación en el cuerpo, el intestino y el útero tienen un buen suministro de oxígeno y nutrientes y tu dieta está llena de grasas esenciales y alimentos crudos.

6. Te verás más joven y con chispa

El azúcar afecta a la elastina y el colágeno, (las dos proteínas principales de la piel) por la activación de un proceso llamado glicación, donde el azúcar se une a tus fibras de proteína. La glicación hace que las proteínas muten, creando nuevas moléculas dañinas llamadas productos finales de glicación avanzada (PGA ) que se acumulan y causan aún más daño, provocando más inflamación y daño.

Esto junto al letargo causado por el exceso de azúcar, significa que las mujeres pierden su brillo y chispa cuando tienen demasiada en su cuerpo. Al cortar lo que causa daño las mujeres florecen en su belleza natural.

7. Tus funciones hepáticas mejoran
Una piel enferma es causada por mal funcionamiento de hígado. Ya sea por medicaciones o una mala dieta, cuando se quita todo eso y se inicia un plan de alimentación para desintoxicar y limpiar, el hígado y la piel mejoran en semanas. Mientras que a las personas les resulta difícil entender que es una cosa positiva que el hígado funcione mejor, cuando cuides tu hígado verás que tu cuerpo será capaz de funcionar de forma optima: puede hacer su trabajo correctamente ayudando a deshacerse de toxinas, almacenar menos grasa y ayudar a vivir el mayor tiempo posible.

8. No hay sensación de estar hambriento
Las mujeres a menudo no pueden distinguir entre el hambre física y el hambre emocional. Cuando renuncias al azúcar hay un gran cambio para entender el hambre física. Las mujeres que hacen dieta siempre tienen miedo de tener hambre por lo que siempre piensan y planifican su comida. Al cortar el azúcar, tu cuerpo está tan bien equipado que te dice lo que necesita y cuándo.

Puedes cambiar lo que comes todos los días. Algunos días puedes tener un pequeño desayuno, un gran almuerzo y casi ninguna cena. Algunos días tu cuerpo querrá comer poco y otros días puedes omitir comidas sin darte cuenta porqué te has olvidado de comer ya que tu cuerpo simplemente no tiene hambre. Liberarte del azúcar no tiene precio.

9. Tú controlas el azúcar, el azúcar no te controla a ti
El azúcar es una droga y una muy potente. Algo tan poderoso que significa incluso que, si no querías comerla en ese día, vas a terminar con ella, porque tiene un poder sobre ti. Pero sacarla (en lugar de tratar de tener un poco de ella cada día) significa que estás realmente en control.

Así que corta todo lo que la contenga: dulces, chocolates, pasteles, galletas, helados, pudines, yogures comerciales, etc., aunque podría ser difícil al principio, dentro de un par de semanas verás cómo tomas el control y para alguien que fue controlado por los alimentos y el azúcar por un largo tiempo, obtener su poder de nuevo es una de las cosas de más empoderamiento, estás recuperando tu salud.

10. Cambia tu cuerpo de la forma que ningún ejercicio podría hacer
La inflamación y las toxinas se manifiestan en hinchazón, retención de líquidos y bolsas de grasa en lugares que menos lo deseas cuando no estás cuidando tu alimentación. Si dejas de comer azúcar, tu cara cambia de forma, tu cintura se estrecha y floreces de una manera que nunca supiste que podías, si dejabas de comerla.

Deja un comentario