Saltar al contenido

Las mujeres que aman los girasoles irradian una luz especial que hace feliz a todos

Los girasoles poseen una una magia que te hace especial

Las flores tienen una energía mágica. Son desintoxicantes mentales y embellecen cualquier espacio. Éstas poseen un significado especial que refuerzan una parte de tu personalidad, dependiendo cuál sea tu preferida.

Los girasoles son quizá una de las flores más bellas y llamativas de todas. No sólo son de gran tamaño sino que además, poseen un color que da vida.
El amarillo de sus pétalos está relacionado con la vitalidad, el calor, la energía, la luz y la creatividad. Si ésta es tu flor favorita, entonces eres una mujer optimista con una luz muy especial. Así como los girasoles nos recuerdan al sol, para quienes te rodean, tú eres luz.

Posees un brillo que hace sonreír a todo aquel que esté cerca de ti.  Eres capaz de iluminar los días más oscuros y sacar el lado bello de las cosas.

Los girasoles significan adoración, así como dedicación, amor y pureza. Quienes se rinden ante los encantos de esta flor, son felices, con una personalidad burbujeante y enérgica.

No es extraño que las personas disfruten de tu compañía y que recurran a ti cuando todo parece derrumbarse alrededor.  

u presencia puede iluminar la habitación entera y cuando no estás, es muy notorio. Eres importante para muchas personas y una pieza clave en toda celebración. 

Tu alma es libre, no te dejas llevar por la opinión de nadie. Las ataduras no existen para ti por eso, eres capaz de convertir los espacios más pequeños en un escenario sin límites. Tu actitud positiva te ayuda a tomar control sobre el caos para transformarlo en algo hermoso.

Los girasoles siempre están con la “mirada” hacia el sol, así es como recargan energía y se llenan de vida. Así eres tú, buscas lo que te da paz y lo que mantiene tu brillo irradiando al máximo. Mientras que el mundo puede ser un caos o un lugar injusto, tu luz te lleva a encontrar la felicidad donde sea.
Fuente: Nueva Mujer

Datos curiosos de los girasoles

1. Al dejar de crecer, dejan de girar.

Todo el mundo sabe que los girasoles, cada mañana, comienzan a girar siguiendo la ruta al oeste del sol. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que una vez las flores maduran, los girasoles van frenando su movimiento diario hasta quedarse fijas mirando al este.

2. Proceden de América

Los girasoles son originarios del continente americano y, de hecho, los nativos Americanos se comían las semillas de girasol con alubias, maíz y calabaza. Llegaron a Europa a principios del siglo XVI.

3. No todos los girasoles son amarillos

Aunque la mayoría de los girasoles que vemos son amarillos, no es el único color en el que podemos encontrarlos. Es más, hoy en día se comercializan girasoles en colores como el naranja, el marrón, el color crema o el rojo oscuro.

4. Ni todos tienen el mismo tamaño

Al igual que con el color, también hay mucha variedad en la forma: hay girasoles con flores grandes o pequeñas, con una sola fila de pétalos o con múltiples anillos de pétalos. Además, los horticultores están trabajando en una próxima generación de girasoles con la cabeza recta para su uso en decoración.

5. Simboliza sol y amor

El girasol a menudo se simboliza con el sol y el amor. En la mitología griega, la ninfa Clitia cayó enamorada de la cabeza a los pies del dios del sol: Helios. Y aunque Clitia era muy bella, él no correspondió a su amor. Como resultado a Clitia se le partió el corazón y murió transformándose en un girasol que sigue constantemente al sol con el fin de ser capaz de ver a su enamorado.

Y si queremos tener en casa ramos de girasoles.
• Utiliza siempre un florero con agua atemperada a la temperatura de la habitación.

• Añade vitaminas para flor cortada al agua para que dure más tiempo.

• Corta el tallo siempre en diagonal con tijeras o cuchillos de podar siempre limpios.

•Asegúrate de que las hojas no toquen el agua.

•No coloques el florero con los girasoles a pleno sol, cerca de fuente de calor o corrientes de aire.

• Cambia el agua del florero con regularidad porque los girasoles requieren mucha agua y se quedará vacío mucho más rápido de lo que piensas.

• No coloques los girasoles cerca de un frutero puesto que los gases que emite la fruta hace que se marchiten las flores más rápido.