Saltar al contenido

17 Imágenes extremadamente satisfactorias que harán feliz tu lado perfeccionista

Hay muchos tipos de personalidades en el mundo, entre ellas hoy queremos destacar a los llamados perfeccionistas. Muchas personas son perfeccionistas pero ni siquiera se dan cuenta de que lo son ya que es un rasgo que han llevado en su personalidad desde pequeños. ¿Estás dispuesto a averiguar si tú también eres un verdadero perfeccionista?

 Solo confía en tus ojos cuando vean las fotos a continuación. Estamos seguros que tu lado perfeccionista será muy feliz:

Gelatina perfectamente precisa

Cucharada de mantequilla de mani

Perfecta alineación entre pisos diferentes

Planta que causa satisfacción visual

Diferencia entre organización y caos

Limpieza de alfombra por profesional

Piedra perfectamente redonda

Elástico que encaja perfecto en la suela de un zapato

Flor hawaiana

Jardín hermoso

Empleado perfeccionista

Presente doblado perfectamente

La Plata, Argentina. Una de las ciudades construidas mejor planificadas del mundo.

 

Cuidad jardin en Dinamarca

 

Auto reluciente

Arboles entrelazados

 

Panes recién horneados

Foto tomada en el momento perfecto

 

 

 

Bonus:

El perfeccionismo puede encauzar hacia el buen éxito y proporcionar motivación para perseverar ante el desaliento y los obstáculos. Roedell (1984) sostiene que “en una forma positiva, el perfeccionismo puede proporcionar la energía motriz que conduce a grandes logros. La atención meticulosa a los detalles necesaria para la investigación científica, el compromiso que empuja a los compositores a continuar trabajando hasta que la música refleja los sonidos gloriosos que suenan en la imaginación, y la persistencia que mantiene a los grandes artistas ante sus caballetes hasta que su creación encaja con su concepción, todo resulta del perfeccionismo” 1​.

Slaney descubrió que los niveles de procrastinación (postergación de actividades) de los perfeccionistas adaptados eran más bajos que los preponderantes en los no perfeccionistas. Los deportistas de élite, científicos y artistas frecuentemente muestran signos de perfeccionismo. En la infancia el perfeccionismo se relaciona con la superdotación.

Como la mayor parte de los rasgos de personalidad, el perfeccionismo es de carácter familiar. Probablemente tiene un componente genético. Los padres que combinan carácter autoritario con amor condicional pueden contribuir al perfeccionismo en sus hijos.

El perfeccionismo puede ser un legado evolutivo. Los homínidos que estaban motivados para una mejora prolongada e incrementa creaban mejores herramientas. Esto les proporcionaba ventajas para la supervivencia.

Aspectos negativos
En su modalidad patológica, el perfeccionismo puede ser muy dañino. Puede manifestarse mediante procrastinación, cuando se emplea para posponer tareas (“No puedo empezar el trabajo hasta que sepa la manera ‘correcta’ de hacerlo”), y autodesprecio cuando se usa para excusar mal rendimiento o para procurar comprensión y refuerzo de otras personas (“No puedo creer que no sepa alcanzar mis objetivos.¿cómo puedo ser incapaz de hacer esto?”).

En el ámbito laboral, a menudo el perfeccionismo deviene en baja productividad, dado que se pierden tiempo y energía en detalles irrelevantes de las tareas o actividades diarias. Esto puede conducir a depresión, antipatía de los compañeros y mayor riesgo de accidentes.2​ Adderholt-Elliot describe cinco características de estudiantes y profesores perfeccionistas que conducen a bajo rendimiento:

Procrastinación.
Miedo al fracaso.
Pensamiento polarizado todo o nada (véase distorsiones cognitivas).
Perfeccionismo paralizante.
Adicción al trabajo.3​
En relaciones personales, por ambas partes, expectativas irreales pueden inducir a gran insatisfacción.4​ Para intentar alcanzar sus objetivos, a menudo los perfeccionistas sacrifican actividades sociales y familiares.

Los perfeccionistas pueden sufrir ansiedad y baja autoestima. El perfeccionismo es un factor de riesgo propiciante de desorden obsesivo-compulsivo y depresión.

Los terapeutas intentan abordar el pensamiento negativo inherente al perfeccionismo, en particular el relativo a todo o nada, por el cual se piensa que un resultado es o perfecto o inútil. Alientan a sus pacientes a fijarse objetivos realistas y a afrontar su miedo al fracaso.

Creditos: Wikipedia