Saltar al contenido

Su esposa lo abandonó y él está criando solo a su hijo con síndrome de Down

Evgeny Anisimov y su esposa supieron que su pequeño Misha tenía la alteración genética cuando nació y ella no quiso hacerse cargo. Pero el padre no se rindió.

Los que tienen la dicha de tener un niño con síndrome de Down saben que conviven con un pequeño ser de luz amable, cariñoso y con una alma bondadosa. Tristemente, muchas personas continúan rechazándolos o tienen miedo de criarlos porque creen que no podrán desarrollarse como cualquier otra persona.


Recuerdo que al enterarme de que mi hijo tenía síndrome de Down, salí del hospital y lloré, pero no por mucho tiempo. Más tarde, sentí un poco de vergüenza por esas lágrimas. En mi vida, después de todo, nada había cambiado. Todavía estaba con dos brazos, dos piernas, mis conocimientos, mi determinación, todo estaba conmigo. Todo sucedió como lo planeé, nació mi hijo. El niño es especial, y yo esto rugiendo aquí, yo quería un hijo y asumo la responsabilidad, yo amo a mi hijo.

Cuando su esposa le dijo que sería padre, el joven estaba feliz y emocionado, y ambos vivieron el embarazo con mucha alegría, fue un embarazo muy esperado y estaban ansiosos por el hijo que venía en camino. incluso organizaron un parto centrado en la familia y, después de largas horas de trabajo de parto, los felices padres escucharon los primeros gritos de su hijo.

Acto seguido en los primeros minutos después del nacimiento del bebé, los padres escucharon una noticia inesperada: “Me temo que su bebé tiene síndrome de Down”, les dijo la obstetra a cargo, según contó el padre a Bright Side. También contó que el pequeño sufría de neumonía y los médicos debieron luchar para salvarle la vida.

La mamá del bebé no estaba lista para criar a un niño con síndrome de Down e insistió en enviarlo a un orfanato. Pero Evgeny se negó, incluso si eso significara el divorcio, él asumiría toda la responsabilidad y criaría al niño solo. Él y su esposa pronto se separaron y la nueva vida de este par comenzó.

Después de que Misha se recuperó de la neumonía, Evgeny lo llevó a casa, donde debieron enfrentar más obstáculos. Uno de los problemas más difíciles fue la lactancia. Por suerte, recibieron ayuda y pronto Misha tuvo una donante de leche materna. Este padre soltero recibió una gran cantidad de apoyo de sus amigos.
Mi esposa y yo siempre tuvimos una buena relación. Hubo diferentes períodos, dificultades y falta de dinero. Mis amigos incluso me llamaron “dominado”, así que nunca me preparé para la situación del abandono. Ahora entiendo que ella solo estaba asustada por el momento, comenzó a actuar de acuerdo con el escenario equivocado, y para cuando se dio cuenta de la verdad, ya se había ido muy lejos, ya era tarde para que regresara.

 

Desde que nació Misha, su padre ha soportado criticas. Pero los verdaderos amigos se mantuvieron leales y comenzaron a participar activamente en la vida del inseparable dúo. Les envían regalos y cosas que se necesitan para el cuidado diario del bebé y, a menudo, visitan a Misha para ver cómo crece.

Ahora se dedica por completo a su hijo: lo lleva a nadar, juega con él, asisten juntos a clases de desarrollo físico y mental y está ahí para él. Evgeny quiere crear conciencia sobre el síndrome de Down y apoyar a otros padres que pasaron por una situación similar para que no se rindan y continúen criando a sus hijos como los niños totalmente funcionales que son. Sin duda es un padre ejemplar que merece todo nuestro reconocimiento.

 

Fotos de Instagram: Evgeny 
Creditos: Brigth Side