Saltar al contenido

Científicos afirman que visitar la playa es la mejor terapia contra el estrés

Sobre todo, pasar un tiempo en la playa cambia tu perspectiva de la vida

Nuestra rutina y la excesiva carga de trabajo que tenemos en la actualidad hace que nos enfermemos con más frecuencia, por consiguiente, nuestra eficiencia en el trabajo disminuye y con ella nuestras oportunidades de mejorar.

Debes admitir que al pensar en playa la imagen que nos viene a la mente es de relajación y momentos de esparcimiento disfrutando de la brisa, el sol y el agua, ya sea que te recuestes en la arena o tomes una hamaca para descansar a la sombra de un par de árboles.

Los científicos llaman a esta experiencia ‘El espacio azul’. Se basan en la combinación de olores y sonidos de la mente de la persona cuando se encuentra en estado de relajación, que para algunos científicos esto no solo se refleja en su estado mental sino también en lo físico, otorgándole una resistencia y fuerza para afrontar los eventos a su alrededor de una mejor manera.

Tomarse un tiempo para disfrutar de la playa y de las maravillas que esta tiene para ofrecer te ayuda a mejorar en cuanto al estrés y la depresión que puedas estar pasando en un momento determinado.

El efecto reconfortante que tiene para la persona el sonido del mar, sentir la brisa y respirar aire fresco puede aportarte energía suficiente para eliminar los estados depresivos de tu mente y renovar tanto tu cuerpo como tu mente.
Algunos científicos relacionan las salidas a la playa con un proceso de limpieza mental que ayuda a tener una mejor fluidez de ideas, también aporta beneficios para la concentración y la relajación.

 

Visitar la playa te renueva del estrés
Para quitar el estrés nada mejor que un baño en las aguas azules de los océanos, estas poseen iones positivos que van a hacer sentir bien a cualquiera que se bañe en ellas. Con el mero hecho de poner los pies dentro del agua y sentir la arena fresca, automáticamente se puede sentir una sensación de relajación.

Por ultimo te decimos que a pesar de todo y aunque parezca lo más primordial, ni siquiera el trabajo es más importante que la salud; la cual si la pierdes es muy difícil recuperarla, por lo que te recomendamos tomar las cosas con calma y cuando necesites una terapia de «espacio azul» no dudes en hacerlo.